Empecemos por conocer un poco qué es una Venta Dirigida: es una opción que se le da al cliente de poder comprar un artículo que tiene ciertas ventajas sobre el que está pensando o considerando adquirir. Para lograr una venta dirigida se requiere de algo más que entendimiento de las características y beneficios de productos y servicios; es necesario ser más experto en el arte de construir relaciones con los clientes, y así poder identificar sus necesidades, durante cualquier tipo de interacción, para así tomar medidas pertinentes que ayuden a satisfacer esa necesidad.

Algunos consejos para generar una venta dirigida:

  • Ofrecer un producto más costoso argumentando por qué es una opción mejor o convencer al cliente que compre los accesorios.
    • El ejemplo más claro es el de los restaurantes de comida rápida que te preguntan si quieres agrandar tu pedido por monto adicional.
  • Debes conocer tus productos y cómo se conectan entre sí.
  • Se debe tener cuidado al combinar productos equivocados, el riesgo que se corre es el de alejar al cliente de hacer una compra superior.
  • Estar atentos a las necesidades específicas de los clientes, esto ayuda a saber con exactitud cuáles son los productos y servicios específicos que podrían agregarse con éxito a la venta.
  • El ofrecer una combinación adecuada de productos y servicios que cubren una necesidad real, facilita al cliente el acto de comprar y le brindas al cliente una atención personalizada.
  • Pedir la venta, es decir, preguntarle al cliente si le gustaría agregar un elemento relacionado o la actualización de alguno que ya tenga, muchos dirán que no les interesa, sin embargo, podrás llevarte gratas sorpresas de cuántas respuestas positivas podrás recibir.
  • Tener el personal adecuado, lo importante es identificar al vendedor con habilidad natural para este tipo de venta..

¿Has logrado llevar a cabo algunas ventas dirigidas?, ¿qué agregarías para compartir con otros usuarios?