El comercio electrónico se conoce como un proceso de compra y venta de productos, bienes y servicios a través de las redes de comunicación y medios electrónicos. Las técnicas, que el comercio electrónico utiliza, están adaptadas para satisfacer tanto a quien vende como a quien compra de ahí se derivan 5 tipos diferentes y se usan según el entorno en el que se aplica, quienes participan, características y ventajas.

  • Comercio Electrónico B2B, negocio a negocio (Business to Business): aquí la transacción comercial sólo se realiza entre empresas que manejan sus negocios en Internet, esto quiere decir que no hay consumidores dentro de estas transacciones. En este sentido las negociaciones realizadas a través de este nivel, reduce los errores que puedan darse y se incrementa la eficiencia en la venta y la relación comercial.
  • Comercio Electrónico B2C, negocio a consumidor (Business to Consumer): es el que más identificarás, porque es el más conocido, probablemente es el que tú utilizas. Este proceso de venta es el que se lleva a cabo entre quien vende (tienda virtual, negocio, servicio ofrecido en línea) y el consumidor interesado en adquirir el servicio o producto.
    • Al poner en práctica este tipo de negocio tienes muchas ventajas, ya que el cliente puede tener acceso a la tienda virtual, a través de cualquier dispositivo electrónico, sin importar dónde se encuentre éste, esto le hace más fácil una compra cómoda y rápida.
    • De manera constante, puedes tener al día tus ofertas y precios, siempre entregándole comodidad al cliente.
  • Comercio Electrónico B2E, negocio a empleado (Business to Employee): relación comercial directa entre una empresa y sus empleados. La propia empresa coloca ofertas que sólo pueden acceder sus empleados a través de su portal de Internet, es un tema muy novedoso entre empresas, y el fin es generar competencia entre sus empleados. Teniendo como ventajas:
    • Se reducen los costos y tiempos en actividades internas
    • Entrega fidelidad y motivación al empleado con la empresa.
  • Comercio Electrónico C2C, consumidor a consumidor (Consumer to Consumer): este se emplea entre las personas que tienen algún producto que ya no lo usa, y busca ofrecerlo a la venta a través de transacciones por medio del comercio electrónico. La evolución llevó las ventas de garaje a Internet y alguna de las ventajas:
    • Lograr ir más allá de un garaje, aprovechando la reutilización de productos
    • Compras a muy buen precio, ofreciendo ofertas únicas
  • Comercio Electrónico G2C, gobierno a consumidor (Goverment to Consumer), estas transacciones ayudan a que los ciudadanos logren realizar sus trámites a través de sus páginas de Internet, y es un tipo de negocio porque se realiza un pago para hacer un trámite y puedes entrar a la información en cualquier momento. Las ventajas más destacadas:
    • Trámites en menor tiempo y mucho más seguros.
    • Ahorro en tiempo y dinero.

Una vez identifiques qué tipo de negocio es el tuyo, podrás saber cuál tipo de comercio electrónico podrás aplicar y sacarle mejor provecho