El portafolio de habilidades que emplea un empresario en sus negocios es un requisito fundamental para el crecimiento de una compañía. Hay muchas estrategias de negocios, pero tradicionalmente la más empleada ha sido la que se enfoca en la premisa “yo gano, tu pierdes”. No obstante, los tiempos han avanzado y esta forma de negociación excluyente ha perdido fuerza en una economía que cada vez es más colaborativa.

Una forma más constructiva de hacer negocios se basa en el método ganar-ganar. Mientras el objetivo de la negociación competitiva es maximizar los resultados propios, el método ganar-ganar es una forma de negociación cooperativa e integrativa que procura el beneficio mutuo de las partes que conforman un acuerdo empresarial, sea un acuerdo entre diferentes empresas o en la relación empresa-cliente.

Entonces, un punto clave dentro de la negociación integrativa es que todas las partes deben obtener un valor proporcional a su aporte. Por ejemplo, en el caso de negociaciones empresa-cliente ten presente que para recibir tienes que dar. Entregas un producto y servicio intachable con una experiencia única a tus clientes a cambio de un valor monetario. Tu ganas y el cliente también porque consigue lo que busca y logra satisfacer por completo su necesidad.

Ahora bien, para poder responder acertadamente a las necesidades de los clientes es necesario conocerlos. Esto implica indagar en qué quiere de tu empresa, qué necesita, qué valor y utilidad puede aportarle tu negocio. El método ganar-ganar en la relación con el consumidor funciona con éxito si se escucha a los clientes y se atienden sus requerimientos. Además, se debe procurar dar más de lo que el cliente espera, así él sentirá que obtiene un beneficio mayor al precio que debe cancelar. Cuidar bien a los clientes resulta una estrategia fundamental en el mundo conectado en el que vivimos. Cualquiera puede comentar en las redes sociales y dar a conocer su experiencia con tu empresa. Conviene que la experiencia haya sido buena no solo para que comente de manera positiva sino para que el cliente vuelva.

Unos años atrás habría sonado ilógico que se crearan alianzas entre empresas con un target similar, pues en el pasado la idea era capitalizar a los clientes de la competencia. Ahora, las alianzas entre organizaciones son poderosas herramientas que permiten atraer nuevos clientes, compartir clientes y generar nuevas ideas y productos que satisfagan otras necesidades de los consumidores y promuevan el crecimiento de ambas empresas.

Las empresas que participan en alianzas bajo el principio ganar-ganar obtienen la misma recompensa para cada una. El secreto está en establecer acuerdos con empresas que mejoren o le sumen valor a tu producto o servicio.

También, el consumo colaborativo ha transformado la forma de hacer negocios. Este sistema promueve el intercambio de cualquier tipo de bienes entre personas que están dispuestas a compartir en una amplia comunidad un bien que tienen por otro que necesitan. Este modelo es una alternativa que funciona para integrar al consumidor.

Este concepto lo puedes aplicar en tu empresa creando espacios que promuevan el consumo colaborativo. Por ejemplo: Si tu negocio es una ferretería, muchos de tus clientes requieren de técnicos, albañiles, plomeros, electricistas para trabajar en sus proyectos. Así que puedes invitar a otros a registrarse en tu compañía para ofrecerles a tus clientes sus servicios técnicos a cambio de un porcentaje de ganancia para tu empresa. Es una forma de ampliar la posibilidad de ganancia para tu negocio, tus socios y clientes.

El método ganar-ganar te permite crear relaciones duraderas con tus clientes y socios a largo plazo. Además, son relaciones basadas en la confianza y el beneficio mutuo. También es ideal para generar nuevas ideas e innovar en el mercado con un servicio que sobrepase las expectativas de los consumidores.

Este año año alcanza el éxito en tus negocios. Negocia para ganar, pero ten presente que ganar ya no significa hacer perder al otro sino conseguir una estrategia en la que ambas partes obtengan el máximo valor.